¿La fluidez ante todo?

Publicado: 24 mayo, 2013 en Sin categoría
Autor: David Jiménez Gutiérrez. (24/05/2013)
twitter @daviberlin

DV-00147797-001La vieja escuela (que sigue muy presente hoy en día) nos enseñaba a rellenar huecos, a leer textos, a escuchar… En resumen, éramos muebles, simplemente absorbíamos información y el alumno no producía nada en clase. Como estudiante de inglés, cuando intentaba expresar algo, lo conseguía, y además creo que lo hacía de manera correcta, pero había un problema: el interlocutor se aburría esperando mi turno en la conversación y, por consiguiente, me sentía frustrado, ya que después de 10 años aprendiendo una lengua no era capaz de mantener una conversación fluida. Hoy en día insisto constantemente a mis alumnos en que se olviden un poco de la gramática y se lancen a producir, puesto que lo esencial es que haya un intercambio de información fluido.

El principal objetivo de nuestros estudiantes es comunicarse y, como apuntaba anteriormente, si la comunicación no es fluida por parte de uno de los interlocutores, el otro se aburrirá, desconectará. Quizá deberíamos plantearnos si todas esas horas que dedicamos a enseñar la diferencia entre el imperfecto y el indefinido son tan útiles. Yo mismo me estoy planteando ahora mismo, mientras escribo esto, si lo que digo tiene sentido; me gusta muchísimo explicar esta diferencia, me encanta practicar con ejercicios tanto escritos como orales. Pero, ¿es tan importante esta diferencia? Cuando escuchamos a un extranjero hablar (que no sea nuestro estudiante) ¿valoramos el uso del imperfecto/indefinido como lo más importante? Creo que no. Fuera del aula nos damos cuenta de que lo realmente importante es la fluidez. He puesto como ejemplo los pasados, pero podemos hablar de otras cosas como POR/PARA, SER/ESTAR, SUBJUNTIVO …

hablando2He vivido 5 años en Alemania. Llegué sabiendo dos palabras: Danke y Kartoffel. Ni siquiera era capaz de decir “adiós” o “de nada”. Estudié alemán dos o tres meses en una escuela para extranjeros; el resto lo aprendí escuchando y hablando. Reconozco que de vez en cuando hacía un curso de dos semanas, pero nunca más de una vez al año. El resultado fue que podía hablar más o menos con cualquier persona, aunque tenía muchos errores gramaticales. Nunca me molesté en corregirlos, los alemanes me decían que hablaba muy bien y era solo porque lo hacía rápido. No considero que el método que apliqué para lograr este fin, el de hablar alemán, fuera el mejor, pero es que las clases me aburrían enormemente. Siempre pensaba que cualquiera de mis compañeros españoles enseñaban mejor que estos profesores alemanes. (Por cierto, otro día hablaremos de la magnífica preparación de los profesores de español).

En resumen, ¿nos debemos olvidar de la corrección gramatical? ¿corregimos a nuestros estudiantes constatemente? ¿Podemos dejar que se solidifiquen los errores típicos de nuestros alumnos por el bien de la fluidez? ¿Es mejor que se expresen con corrección o que lo hagan con fluidez? Ojalá que se cree un debate con todo esto.

Anuncios
comentarios
  1. roblej dice:

    No hay debate que valga. Fluidez por encima de todo.
    Yo empecé a estudiar inglés casi con 30 años. Mi acento es horrible, pero mi vocabulario es enorme. Hablo fluído y casi puedo expresar todo lo que quiero, pero… pero, pero mi comprensión no está a la altura de mi fluidez. Y eso me causa no pocos problemas.
    Pero aún tendría muchos más si no hablara con fluídez 😉

    • David dice:

      Roblej, en mi opinión el inglés es una lengua bastante fácil de aprender, sus reglas gramaticales son simples; pero tiene un gran problema, la fonética. Ya te lo habrán dicho, pero yo también te lo voy a decir: ver películas o series en inglés es un buen ejercicio.
      Muchas gracias por tu comentario, un saludo y sigue aprendiendo idiomas.

  2. kurr dice:

    Estoy de acuerdo en que la fluidez resulta muy importante a la hora de comunicarse y relacionarse, pero ¿y a la hora de querer estudiar, hacer trámites, trabajar, investigar… ?
    Puedes tener fluidez pero dificultades a la hora de redactar o incluso a la hora de leer un libro.

    Yo también he retomado el ingles con unos cuantos años de más y realmente te das cuenta que hay que llevar de la mano todas las destrezas.

    Dejo algunas preguntas en el aire:

    ¿No creeis que alcanzar una fluidez resulta más fácil con una buena base gramatical?
    ¿Mucha fluidez con errores gramaticales o una fluidez aceptable con un inglés correcto?

    Bueno, en mi opinión, para resumir, me gustaría romper una lanza a favor de la gramática y así enriquecer el debate.

    Un saludo a los blogueros 😀

    • Pero es que hasta para poder usar la gramática oralmente necesitas la fluidez. Los errores gramaticales hay que hacer un esfuerzo por evitarlos de forma muy progresiva, pero también hay que ser conscientes que de poco sirve tener una gramática perfecta si tardas media hora para soltar cada frase. En general, es más frustrante para un interlucutor tener que esperar tanto por falta de fluidez, que cometas fallos gramaticales que no sean un obstáculo para la comunicación. Tener una buena base gramatical es importante, pero tampoco hay que obsesionarse. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s