Entrevista a Lucas Pérez de la Fuente, director y profesor de Ñ Centro de Español en Katowice, Polonia

Publicado: 6 junio, 2013 en Sin categoría
Autor: David Jiménez Gutiérrez. (23/09/2013)
twitter @daviberlin

Lucas Pérez de la Fuente tiene una larga trayectoria como profesor de español. Hace algunos años, cuando le concedieron uno de los lectorados de la AECID, este malagueño se fue a Polonia para trabajar en la Universidad de Silesia. Una vez que  su contrato como lector finalizó, decidió quedarse allí y montar su propia escuela (Ñ CENTRO DE ESPAÑOL) en Katowice. También es coautor del manual Meta-ELE, de la editorial EDELSA.

En esta entrevista Lucas nos cuenta su experiencia en Polonia; como suele ocurrir, todo es más fácil y más justo al otro lado de los Pirineos.

David Jiménez: ¿De dónde vino la motivación para crear tu propia escuela en Polonia?

El equipo de Ñ Centro de Español, Katowice (Polonia)

El equipo de Ñ Centro de Español, Katowice (Polonia)

Lucas Pérez de la Fuente: Es algo que siempre tuve en mente desde que llegue a Katowice como lector de la AECID. Katowice, a pesar de ser la capital de Silesia, no disponía de un centro que se dedicase únicamente al español, a diferencia de las ciudades más importantes de Polonia, que ya cuentan con una o varias escuelas dedicadas exclusivamente a nuestra lengua. También, para ser honestos, tengo que confesar que  mi plan “A” no era crear una escuela sino intentar formar parte de la plantilla del Instituto Cervantes, del cual era colaborador en Cracovia, pero la llegada de la crisis hizo que se dejaran de convocar plazas con regularidad desde hace unos años, de ahí que la idea de la escuela ganara peso hasta convertirse en una realidad.

D.J.:¿Es diferente enseñar en España y enseñar en Polonia?

L.P.F.: En lo que se refiere a mi metodología no he variado prácticamente nada por el hecho de encontrarme en Polonia, aunque claro, hay diferencias.  Por ejemplo, el contar con un aula homogénea, aunque se pierde en diversidad cultural,  facilita la identificación del origen de algunos errores comunes que comete el estudiante polaco en español: las dificultades con el artículo (el polaco carece de ellos), algunos falsos amigos habituales, pequeñas dificultades en la pronunciación, etc.

D.J.: ¿Tuviste muchos problemas burocráticos o de otro tipo para abrir tu centro?

L.P.F.: Este es uno de los aspectos que más me sorprendió. En total tardé 3 horas en dar de alta a la empresa, aunque también tengo que decir que tenía todos los documentos necesarios para hacerlo al llevar ya tres años trabajando en Polonia. Esta facilidad se debe a que la legislación polaca permite abrir casi cualquier tipo de empresa como autónomo, además existen ventajas fiscales importantes en los dos primeros años de vida empresarial. Esto hace que Polonia sea el destino de un gran número de empresas multinacionales deslocalizadas y de un creciente número de PYMES que deciden probar suerte en este país.

D.J.: ¿Alguna ayuda de la embajada u otra institución española?

L.P.F.: No me lo plantee en ningún momento dado que quería abrir lo antes posible y pensé que lo único que conseguiría sería perder tiempo.

D.J.:¿Cuál es el perfil de tus estudiantes?

L.P.F.: Se reparte casi a partes iguales entre estudiantes y  gente que ya está trabajando. La media de edad está entre los 25-30 años, aunque también tenemos un grupo cada vez más creciente de estudiantes que pasan de los 50 años. Muchos estudian español porque simplemente les gusta, pero cada vez son más los que buscan mejorar su CV ya que la competencia en el mercado laboral polaco es bastante alta.

D.J.: Por las fotos que he visto, tu escuela tiene pizarras digitales y otros avances tecnológicos ¿es algo normal en Polonia? Si no, ¿cómo reaccionan tus alumnos ante ellos?

L.P.F.: A nivel universitario, al menos en la Universidad de Silesia, sí es bastante habitual contar con este tipo de recursos, no tanto a nivel privado. En todo caso la la percepción, incluso para el estudiante que no está habituado a estos medios, es muy positiva.

D.J.: Eres coautor de un nuevo manual, la creación de material es muy diferente de enseñar en la clase material, ¿qué prefieres?

L.P.F.: En mi caso no mucho, quizás porque META ELE es un manual que tiene como uno de sus objetivos principales ceñirse mucho al día a día del profesor de ELE. Siempre que empezamos el diseño de una unidad tanto Ramón como yo nos preguntamos si es posible llevar al aula todo aquello que plasmamos en el manual, si la respuesta es no es que algo no lo estamos haciendo del todo bien.

Lucas P. de la Fuente en un taller para profesores de E/LE en la escuela Ñ

Lucas P. de la Fuente en un taller para profesores de E/LE en la escuela Ñ

D.J.: Llegaste a Polonia por un lectorado, ¿puedes explicarnos algo de tu experiencia? ¿qué problemas tuviste? Lo mejor y lo peor

L.P.F.: Mi experiencia fue totalmente satisfactoria, no puedo encontrar ningún punto “oscuro” en los tres años que pase como lector. Mi universidad de destino, la Universidad de Silesia, me facilitó desde un primer momento mi adaptación laboral a mi nuevo trabajo y los alumnos, con los que tuve el placer de compartir este tiempo, se mostraron siempre muy  motivados y atentos. Ser profesor en Polonia es algo muy bien valorado por la sociedad, a diferencia de otros países, y eso se nota. El único “pero” es que fui el último lector en Katowice ya que, debido a los famosos recortes, el lectorado desapareció como otros muchos.

D.J.: ¿Te plantearías abrir tu escuela en España?

L.P.F.: Nunca lo pensé, son dos modelos totalmente diferentes. Pienso que es mucho más simple abrir una escuela en el extranjero ya que no se depende de intermediarios, el estudiante esta “en la calle” y no hay que traerlo desde fuera. Por otro lado la clara diferencia de costes hacía totalmente inviable abrir en España.

D.J.: Tú eres filólogo, ¿cómo es pasarse al mundo del empresario? Has trabajado mucho en España, quizá ¿entiendes ahora cosas que ves desde el punto de vista del “jefe”?

L.P.F.: No he cambiado de mundo, sigo en el mundo ELE. No me considero empresario porque no me he formado para eso, lo único que intento es tomar decisiones con sentido común. Mi experiencia como empleado en España me ha servido, a nivel “empresarial”, únicamente para saber el modelo que no quiero seguir y para respetar, más si cabe, la figura del profesor.  No entiendo como nuestro convenio en España está en la franja de “Enseñanza no reglada” al mismo nivel que peluquería canina, por ejemplo. Me parece increíble que en un país como Polonia, con una renta per cápita mucho menor que la española, con un salario mínimo que escasamente pasa de 300€ se pague prácticamente el doble al profesor de ELE que en España.

Anuncios
comentarios
  1. […] -Entrevista a Lucas Pérez de la Fuente, director y profesor en Ñ Centro de Español, Katowice, Polonia. (23/09/2013) […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s